El Oceanário de Lisboa es uno de esos sitios que no puedes perderte si visitas esta hermosa ciudad. A tus hijos les encantará y a ti también.

 

 Oceanario de Lisboa

Oceanario de LisboaOceanario de LisboaOceanario de LisboaOceanario de LisboaOceanario de LisboaOceanario de LisboaOceanario de LisboaOceanario de LisboaOceanario de LisboaOceanario de LisboaOceanario de LisboaLisboa es una ciudad preciosa, llena de encanto. Será inevitable que en una escapada con niños exijamos a los peques un esfuerzo en patear las calles del barrio alto, o en visitar algún monumento emblemático. Para ello algo les debemos de ofrecer, además de sus sabrosos “pasteliños de nata”. ¿Qué tal el Zoo?. ¿Qué tal un día trabajando en el Kidzania?. ……..… ¿Qué tal una visita al Oceanário y de paso vemos la renovada zona de la Expo?.

La gran atracción es, sin duda, un inmenso acuario al que nuestra vista alcanzará desde diferentes ventanales a su alrededor. Podríamos pasar delante de ellos horas y horas.

Además, otros ecosistemas nos muestran fauna y flora representativos de todos los océanos.

El tanque central es realmente espectacular. Las ventanas curvas acentúan el efecto inmersión.

A su alrededor, muchos otros acuarios o terrarios nos enseñan otras especies interesantes.

El impresionante Pez Luna, el auténtico favorito del público. (Con permiso de los tiburones)

Los tiburones siempre impresionan, …….

… aunque es difícil competir con la luna …..

Exposición de temporada en el edificio contiguo. Larguísimos acuarios con especies de flora marina.

A la salida , almuerzo, tienda y foto con “Vasco”. Comimos muy bien en la cafetería autoservicio del oceanário por poco dinero. Como no, salida por la tienda. Esta vez algo “picamos”.

Y para completar la tarde, ¿qué tan un paseo en el teleférico y unas panorámicas del renovado barrio de la Expo?