Dentro de la catalogación de parques de atracciones tenemos los grandes, medianos y los pequeños. Eurpoa Park es, sin duda, uno de los más grandes, en todos los aspectos.

 

 

EUROPA PARK - Uno de los grandes

EUROPA PARK - Uno de los grandes

EUROPA PARK - Uno de los grandes

EUROPA PARK - Uno de los grandes

EUROPA PARK - Uno de los grandes

EUROPA PARK - Uno de los grandes

EUROPA PARK - Uno de los grandes

EUROPA PARK - Uno de los grandes

EUROPA PARK - Uno de los grandes

EUROPA PARK - Uno de los grandes

 

EUROPA PARK - Uno de los grandes

EUROPA PARK - Uno de los grandes

EUROPA PARK - Uno de los grandes

 

 EUROPA PARK - Uno de los grandes

EUROPA PARK - Uno de los grandes

EUROPA PARK - Uno de los grandes

EUROPA PARK - Uno de los grandes

EUROPA PARK - Uno de los grandes

EUROPA PARK - Uno de los grandes

EUROPA PARK - Uno de los grandes

EUROPA PARK - Uno de los grandes

EUROPA PARK - Uno de los grandes

 

EUROPA PARK - Uno de los grandes

Dentro de la catalogación de parques de atracciones y temáticos, en nuestro deambular por el modesto área que podemos abarcar, vamos encontrando parques grandes, medianos y pequeños. Eurpoa Park es, sin duda, uno de los más grandes, en todos los aspectos.

El viaje ofrece grandes posibilidades para hacer turismo. Está en el suroeste de Alemania, a pocos km. de la frontera francesa y cerca de Suiza. Rodeada de ciudades preciosas; Colmar en Francia, Friburgo en Alemania … Al norte la institucional pero no menos bonita Estrasburgo. Al sudeste, la Selva Negra alemana. No te pierdas la visita al lago Titisse. Suma todo esto a la visita al parque, … el viaje puede ser alucinante.

 Y aquí grande significa también bueno. Tiene catalogados 120 eventos entre atracciones y espectáculos en cerca de 100 hectáreas. 17 áreas temáticas, la mayoría representando a los países de la “vieja Unión Europea”, 15 montañas rusas, 50 puntos de restauración, 5 hoteles tematizados, ……

Las recreaciones de los países son muy buenas. Algunas de ellas se centran en reproducir una calle con edificios típicos, como Suiza, Escandinavia o España, y en realidad consiguen el efecto esperado. En otros países se centran en elementos característicos, como el Rusia, donde domina la estación espacial MIR, o en Grecia, con una réplica del Partenón.

No menos interesante es la posibilidad de probar gastronomía típica de cada país. Nosotros elegimos tomar una fondue en Suiza y os aseguro que nos encontramos en una auténtica y acogedora casita de montaña Suiza, tomando la misma fondue que años atrás habíamos degustado en el pueblo de Gruyere. Otro día elegimos Austria donde nos sirvieron un auténtico “goulash”. Imaginaos, así hasta 15 países, ….   ¡¡ Que locura !!

A ritmo de “típica familia española de 4, con hijos de 8 y 10 años”, el parque se puede conocer razonablemente en 3 días, seleccionando nuestras preferidas entre las 120 atracciones, aunque da para volver y volver. Es el tiempo que estuvimos nosotros, en pleno mes de agosto, y con un día con poca gente, otro a medio gas y otro día lleno. Curiosamente la “carga” del parque no respondió al día de la semana, sino a la previsión del tiempo. El día más “liviano” fue el sábado,con previsión de lluvia (que no llegó), el domingo (nublado) estaba a media carga y el martes (sol de justicia), que creíamos que habría menos que el fin de semana, estaba a rebosar.

Vacío o a media carga el parque es una delicia. Atracciones buenas con colas de 5 minutos o sin cola … ¡¡ Que gozada !! Pero ni siquiera el martes nos pareció un parque “imposible”. Intentamos evitar las colas largas (de más de 30 min) y siempre encontramos donde subir con colas razonables (15 – 30 min). A parte de que hay variedad donde elegir, es un parque que mueve mucho las colas, con trasvases de pasajeros muy dinámicos. En eso nos han parecido muy profesionales y prácticos. A veces, en otros parques, nos ha puesto de muy mala uva ver como los operarios van a cámara lenta mientras tu familia espera y espera, y la atracción está más tiempo parada que funcionando.

La experiencia en Europa Park también es grande. Nada más entrar tenemos la sensación de que hay muchas cosas; sólo con un vistazo vemos áreas tematizadas, restaurantes, barcas, coches, trenes, carruajes voladores, … En efecto, el parque es grande y compacto al mismo tiempo, 120 atracciones son muchas, muchas, … y todas nos esperan.

En atracciones hay de todo. Todas o casi todas las que hayas conocido en otros parques tienen aquí su igual. ¡Quince montañas rusas! Pero también infantiles, barcas de paseo, coches para conducir, carruajes voladores, trenes de desplazamiento por el parque, atracciones de agua, … realmente hay de todo y para todas las edades. ¿Qué no hay? No hay atracciones didácticas, ¡aquí sólo venimos a divertirnos!

En atracciones hay de todo. Todas o casi todas las que hayas conocido en otros parques tienen aquí su igual. ¡Quince montañas rusas! Pero también infantiles, barcas de paseo, coches para conducir, carruajes voladores, trenes de desplazamiento por el parque, atracciones de agua, … realmente hay de todo y para todas las edades. ¿Qué no hay? No hay atracciones didácticas, ¡aquí sólo venimos a divertirnos!

De las áreas temáticas, la mayoría representan a los países de la antigua Europa, incluyendo a Suiza y a Rusia. Por supuesto, España tiene su “land”, con plaza de toros incluida.

El la web oficial tienen catalogados 21 shows, aunque se incluyen algunos menores como las actuaciones en las calles, Y éstas no son su fuerte, especialmente si hemos conocido Disney. De los buenos pudimos ver tres de ellos, y los tres son muy buenos; el de patinaje (fotos prohibidas), el de saltos de trampolín y el de caballos, éste último en la plaza de toros de España. Además tienen una muy buena peli en 4D con personajes propios, que no necesitas entender los diálogos para disfrutarla.

Mención especial tenemos que hacer al “Bosque de los hermanos Grimm”, zona que homenajea a los autores de los cuentos más populares de nuestra infancia. Las reproducciones de las casas son “de cuento” y es un placer pasear observándolas y visitándolas.

Mención especial tenemos que hacer al “Bosque de los hermanos Grimm”, zona que homenajea a los autores de los cuentos más populares de nuestra infancia. Las reproducciones de las casas son “de cuento” y es un placer pasear observándolas y visitándolas.

Otra mención especial; el Land de Arthur y los Minimoys. Por lo muy bien hecho que está y por lo muy buenas que son sus atracciones, especialmente la atracción ARTHUR, una montaña rusa muy suave pero muy bien tematizada que nos muestra el Reino de los Minimoys.

Los más peques tiene su área específica en Irlanda. Hay para todos, desde los más “babys” hasta para intrépidos chicuelos que se tiran por unos enormes toboganes desde lo alto de un castillo. Incluso los papis y los abuelos tienen su zona de “descanso” acompañados con relajante música celta. ¡¡Bravo!!

Podríamos seguir escribiendo y escribiendo. Como os imaginaréis, nos dejamos muchas cosas en el tintero, atracciones que no hemos probado, detalles de los miles que hay, hablaros de sus hoteles y su resort, …… pero eso lo dejaremos para artículos futuros. Nuestra idea en este es dejaros una impresión general de cómo es este parque. Para nosotros, no hay duda; grande, muy grande y bueno, muy bueno.