En la región de los Alpes franceses, cerca de Lyon y no lejos de Ginebra en Suiza, nos encontramos con esta parada obligada para uno o dos días de diversión. 

 

WALIBI Rhone-Alpe. Un pequeño gran parque de atracciones  WALIBI Rhone-Alpe. Un pequeño gran parque de atracciones.  WALIBI Rhone-Alpe. Un pequeño gran parque de atracciones.

  WALIBI Rhone-Alpe. Un pequeño gran parque de atracciones.  WALIBI Rhone-Alpe. Un pequeño gran parque de atracciones.

  WALIBI Rhone-Alpe. Un pequeño gran parque de atracciones.

  WALIBI Rhone-Alpe. Un pequeño gran parque de atracciones.

  WALIBI Rhone-Alpe. Un pequeño gran parque de atracciones.

  WALIBI Rhone-Alpe. Un pequeño gran parque de atracciones.

  WALIBI Rhone-Alpe. Un pequeño gran parque de atracciones.

  WALIBI Rhone-Alpe. Un pequeño gran parque de atracciones.

 

  WALIBI Rhone-Alpe. Un pequeño gran parque de atracciones.

 

 

   WALIBI Rhone-Alpe. Un pequeño gran parque de atracciones.

 

   WALIBI Rhone-Alpe. Un pequeño gran parque de atracciones.

 

 

WALIBI Rhone-Alpe. Un pequeño gran parque de atracciones

El parque Walibi Rhone-Alpes se encuentra en la región francesa que lleva su nombre, a 1 h al sudeste de la bonita ciudad de Lyon.

Comparado con los grandes parques temáticos nos ha parecido pequeño, pero en realidad nos ha encantado.

Se encuentra en la categoría de “Parque de atracciones” no tematizado, y no sorprende por grandes recreaciones de edificios monumentales ni por sumergirnos en una ciudad de cuento. Y no es que eso no nos guste, pero Walibi nos ha enganchado por otro lado, por el de las atracciones.

Es un parque fácil de recorrer y muy entretenido de “usar”. Las atracciones son asequibles pero muy divertidas. Me explico; la montaña rusa de madera, la “woody”, no es ni la más grande ni la más excitante que hemos conocido, pero es muy buena, de las de querer repetir y repetir. Lo mismo podemos decir de la “Iron Roller”, de la lanzadera etc.

Para los niños es muy buen parque, ofreciendo atracciones suficientes para entretenerlos un día en tero sin repetir, incluidos cine en 4D y dos buenos espectáculos; uno de saltos de trampolín y otro de mates de baloncesto.

El espectáculo de saltos de trampolín nos sorprendió por su originalidad, es el primero que vemos de este tipo, y por su espectacularidad. Merece la pena sin duda.

También espectacular el show de saltos en los que se combinan los mates con acrobacias en cama elástica y en cuerda suspendida

Otra bonita sorpresa ….

El recinto tiene un parque acuático dentro, al que se accede únicamente desde el interior del Walibi, y que se paga un pequeño plus aparte, 6 € por persona. Desde luego, si os coge un día de calor de verano como a nosotros, os parecerá muy, muy poco por este “extraordinario extra”.

Ya lo sabéis, amigos viajerosconniños, si os coge cerca de vuestra ruta, guardar un día o dos para visitar este magnífico pequeño gran parque.